Estrategias para empezar el día con energía positiva

Es pronto por la mañana, entran los primeros rayos de luz y abres los ojos. La alarma aún no ha sonado, y tú te acomodas entre las sábanas y las mantas dentro de la cama. Sonríes. Te das cuenta de que comienza un nuevo día. Una jornada que vas a liderar y a empezar el día con energía positiva.

Hoy te enseñaré tres hábitos muy potentes que te recomiendo hacer al despertarte cada mañana para comenzar la jornada con energía y decisión. Te van a permitir cambiar la estructura de tú día para que aumentes tu productividad y tú efectividad. Con actitud positiva.

Primer hábito para empezar el día con energía positiva: DESPERTAR TEMPRANO

Es importante despertarse pronto junto con los primeros rayos del sol. Al igual que comenzamos el día con los primero rayos del sol, también resulta fundamental  empezar a descansar cuando este comienza a ponerse. Cuando el sol se esconde es el momento de relajarse y desconectar. Es el momento de comenzar a prepararse para descansar e ir a dormir .

Es importante hacer cada cosa en su momento adecuado. Muchas veces te quedas tarde por las noches. A partir de cierta hora dejas de ser productivo. Ten en cuenta que sobre las 23:00 – 24:00 horas va a resultar muy difícil que extraigas algo productivo. Son todo distracciones. Estas cansado y en ese estado, no rindes. Resulta mucho mas eficaz y operativo irte a descansar y desconectar. Si no estas acostumbrado, al principio, te resultara difícil. Pero con el tiempo y el entrenamiento lo convertirás en un hábito.

La idea es que desarrolles el hábito de qué te vayas a dormir pronto y qué te despiertes temprano. Y la clave para qué te puedas despertar antes , es qué te vayas a dormir cada día un poquito antes. Que desarrolles el habito e irte a descansar sobre las 23:00 horas.

Segundo hábito para empezar el día con energía positiva: Comenzar el día visualizando las tareas que tienes que realizar

Te despiertas. Comienzas a enfocar tu atención en todo lo que tienes que hacer durante el día. Lo visualizas. Enfocas tu energía en las tareas a realizar.

Se trata de tener muy claro que actividades claves tienes que realizar durante la jornada, que tareas son importantes y quieres trabajar. Si por el contrario comienzas el día sin tener claro que tienes que hacer, te entrará la pereza y comenzaras a procrastinar. Te distraerás con cosas no importantes y empezaras a no optimizar el tiempo. La idea es que te despiertes pronto y qué tengas tú fin en mente muy claro. Que sepas que actividades claves tienes que realizar.

Para ello, resulta muy útil una herramienta que denominamos panel de control. La idea es responder a esta pregunta: ¿Sí hoy solamente pudiera hacer tres cosas, cuales serian?, ¿qué tres tareas seleccionarías?,

 

Tercer hábito para empezar el día con energía positiva: Comenzar por la tarea que más difícil te resulte y que más energía te exija.

Una vez que hayas seleccionado las tres tareas importantes que tienes que realizar, resulta fundamental que comiences por aquella que te resulte mas difícil y exigente. Aquella que te demande mas energía. La idea es que la tarea mas importante y vital se encuentre al principio de todas las tareas a realizar.

La idea es que que te despiertes. Que visualices que tareas tienes que realizar. Que empieces por aquella que mas pereza te de, para quitártela de encima lo antes posible.

La idea es cada mañana despertarte pronto. Planear que cosas importantes tenes que hacer. Empezar con la tarea más difícil y ardua. Todo esto te ayudará a comenzar el día con impulso y vitalidad.  Comenzar la jornada con una tarea difícil y terminarla, psicológicamente te proporciona una energía increíble. Te permite sentir muy satisfecho ya desde el comienzo del día. Has logrado realizar una tarea importante. ya has cumplido con parte del día.

Cuarto hábito para empezar el día con energía positiva: Movimiento. No te quedes parado. 

Debes evitar quedarte quieto. Nunca te despiertes y te quedes estático. Ya te he explicado que la clave es coger impulso desde que nos levantamos. Ponerse a trabajar. Ponerse a funcionar, coger impulso de forma temprana. Estar en movimiento.

Sí te despiertas por la mañana y te quedas quieto, con pereza, procrastinando, puedes estropear el día. No te pongas a ver vídeos, o quedarte sentado en el sofá, en la habitación. No te quedes estático. Por la mañana necesitamos movimiento, comenzar. Activarse. Cuando se vaya haciendo de noche ya aprovecharas para descansar. Para hacer aquello que te apetece. Ya descansarás. Por la mañana hay qué activarse, empezar con energía y con las ideas muy claras.

 

Hoy es un nuevo día. Una jornada llena de posibilidades

Hoy es un nuevo día. Una jornada llena de posibilidades.

Ideas claves para empezar el día con energía positiva

Empezar a aplicar este ritual te va a permitir empoderarte. Está rutina de despertar pronto, visualizar las tareas que tienes que realizar, y comenzar por la tarea mas difícil , es algo que te va a permitir mayor efectividad y sensación de bienestar. Cambiará tu vida y tu sentimiento de valía.

Comienza hoy mismo. Ve a dormir antes. Levántate más temprano. Enfócate en trabajar lo más difícil lo primero. Empodérate. Conseguirás alinear lo que quieres con tu propósito. Comprobarás que todo aquello que te propongas, podrás conseguirlo.

Recuerda:

1.Dormir antes para despertarte temprano.
2. Visualiza y concreta las tres tareas a realizar. Especifica que actividades son mas importantes. Aquellas que tienes que realizar a lo largo del día.
3. Siempre empieza por aquella más difícil. La que te exija mas. La que mas te intimide.
4. Y no te quedes quieto. Que la pereza no te domine. Desde que te despiertes, tienes qué tener movimiento. Tienes que moverte. No sirve de nada quedarse estático. No sirve quedarse quieto.

Anímate a aplicar este ritual. Tú compromiso comienza ahora mismo. Planifica cuando vas a empezar. Escribe cómo lo vas a hacer. Hazlo ahora, no lo dejes para mas tarde.

¡A por ello!

 

Cargando ...

Pin It on Pinterest