¡Tú puedes lograrlo, cree en ti! La forma de pensar condiciona cómo NOS SENTIMOS y cómo ACTUAMOS.

Si piensas que estás vencido, lo estarás.

Si piensas que no te atreves, no lo harás.

Si piensas que te gustaría ganar,

pero no puedes, no lo lograrás.

Si piensas que perderás, ya has perdido

Cuando alguien cree que no es capaz de logar algo, no deposita confianza ni esperanza, ni ilusión ni optimismo y por tanto muy difícilmente ocurrirá aquello que deseo…¡Tú puedes lograrlo, cree en ti! 

Sin esperanza no hay posibilidad de cambio… Creer que va a ser posible y que es el momento de intentarlo te permite comprometerte con afán, ahínco, esfuerzo y dedicación en las metas que quieres conseguir.

Si por el contrario no crees que sea posible, te quedarás sentado, no te esforzarás y no te implicarás en tus objetivos. La esperanza es el motor fundamental para tener motivación y poner toda la carne en el asador. ¡Tú puedes lograrlo, cree en ti!

 

Pin It on Pinterest